Almuerzo-coloquio con D. Fernando Eguidazu, Secretario de Estado para la Unión Europea

Almuerzo-coloquio con D. Fernando Eguidazu, Secretario de Estado para la Unión Europea

Jueves 10, Noviembre 2016

Bajo el título “Retos a los que se enfrenta la UE y sus implicaciones para la empresa española y portuguesa” la Cámara congregó a más 80 empresarios en el Hotel Wellington de Madrid.”

El Presidente de la Cámara de Comercio António Calçada, aprovechó para transmitir un mensaje de confianza con unas economías –la española y la lusa-que consolidan una fase de recuperación y crecimiento, los índice de consumo positivos y la mejora del empleo, aunque necesitados de mayor estabilidad, credibilidad y consistencia en todas las actuaciones tanto económicas como empresariales.

Desde la Cámara de Comercio Portuguesa se planteó al Secretario de Estado; “¿Cuál sería la hoja de ruta de cara al futuro?”, ya que, los empresarios necesitan oxígeno y las pymes, muchas de ellas representadas en este encuentro, necesitan muchos estímulos para invertir, para generar riqueza y empleo.

Competitividad e Internacionalización

El Secretario de Estado para la Unión Europea, Fernando Eguidazu dejó por sentadas la magnífica situación de las relaciones hispano-portuguesas en el ámbito político, que se van a materializar en los próximos con la visita del Primer Ministro portugués, António Costa, a España y la que realizarán los Reyes de España a finales de mes a Portugal por invitación del Presidente de la República, Marcelo Rebelo Sousa. También destacó las magníficas relaciones comerciales y de inversión entre ambos países; y señaló que en el ámbito de la Unión Europea, tanto España como Portugal compartimos además de intereses comunes también exigencias en materia de consolidación fiscal.

En un encuentro con más de 80 empresarios españoles y portugueses y empresas con fuertes intereses en el mercado ibérico, se señaló que todos queremos un mercado de trabajo justo y flexible que aporte calidad, un sistema de pensiones más sostenible, una estrategia más clara en educación, un apoyo a la industria que fomente innovación que permita competitividad y la internacionalización de nuestras empresas, una agenda digital que sea inteligente y factible; y todo ello desde un control favorable del déficit, recortando gastos improductivos y con menor subida de los impuestos.

Los retos de la UE

El optimismo para el futuro fue uno de los ejes de la exposición del Secretario de Estado, quien defendió que la UE es indestructible y superará las actuales dificultades a pesar de encontramos en una situación muy complicada, tal vez la más complicada desde la constitución del Tratado de Roma.

Y eso por varias razones: en primer lugar, porque nunca hemos tenido un porcentaje tan alto de ciudadanos desencantados por la Unión Europea. En segundo lugar, porque nunca ha habido gobiernos europeos que la criticaran tan abiertamente. Y tercero, porque se enfrenta al mayor trauma de toda su historia, como es la salida de un Estado miembro, y planteándose las incógnitas de por qué ha ocurrido y si se puede reproducir en otros miembros.

La ruptura del Brexit

En opinión de Fernando Eguidazu, el Brexit surge con anterioridad a la crisis europea, porque el sentimiento euroescéptico ya estaba en Inglaterra desde el principio.

Los reproches de Brexit no responden a los defectos de Europa, sino a lo mejor de Europa: la libertad de circulación de las personas y la integración, el rechazo a la inmigración de ciudadanos al Reino Unido y la preocupación de que cuotas importantes de soberanía hayan pasado de los Parlamentos nacionales a la UE. Es decir, una crítica a la propia idea de Europa y no a sus males.

Los efectos del Brexit

¿Cuáles serán los efectos del Brexit sobre las empresas españolas, portuguesas y europeas en general?. Las consecuencias finales dependen del acuerdo al que lleguen ambas partes. Según el Secretario de Estado; lo más probable es que el Reino Unido pueda no estar en el Mercado Único, aunque pueden tener acceso al mercado europeo.

Se llegará a un acuerdo comercial lo más amplio posible que permita la libre importación de productos británicos a Europa y la importación de productos europeos al Reino Unido; pero fuera del Mercado Único, lo que significa que las empresas británicas que quieran exportar a Europa no tendrán aranceles, sin embargo, sí tendrán que ajustarse a los estándares europeos. El problema va estar en el campo de los servicios.

En cuanto a su impacto en las empresas, Fernando Eguidazu aportó 3 razones que afectan ya a las empresas:

  • La incertidumbre con el aplazamiento de las decisiones de consumo e inversión
  • La devaluación de la libra
  • El posible empeoramiento de la coyuntura.

Para finalizar, concluyó que a efectos macro hay previsiones de que podemos perder entre 3 y 4 décimas de PIB, pero a largo plazo va a depender del tipo de acuerdo que se firme entre ambas partes.