Actualidad política y regulatoria en España – Political Intelligence

Principales hitos políticos 

  • Citas electorales en 2024. El calendario electoral en España para los próximos meses se prevé intenso. A las ya programadas elecciones autonómicas en el País Vasco, que se celebrarán el próximo 21 de abril, y las elecciones al Parlamento Europeo el 9 de junio, se ha sumado recientemente una nueva cita en Cataluña. El president de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, compareció el 13 de marzo para anunciar el adelanto de la convocatoria de elecciones autonómicas de Cataluña para el próximo 12 de mayo.  Este adelanto de los comicios, que estaban previstos para febrero de 2025, se produce después de que el Parlament de Cataluña rechazara el Proyecto de ley de presupuestos de la Generalitat para 2024, al aprobar las enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos de la oposición y solicitando, por tanto, la devolución del texto al Govern, lo cual ha precipitado su caída. 

¿Y qué dicen las encuestas?

  • En Cataluña, las primeras encuestas dan la victoria al candidato socialista, Salvador Illa, quien obtendría entre 36 y 42 escaños. Al PSC lo sigue Junts, que obtendría entre 31 y 33 escaños, tras dejar entrever la semana pasada que su candidato podría ser el expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, si finalmente la Ley de Amnistía llega a prosperar. Por su parte, ERC (ahora en el gobierno) sería la tercera fuerza política, obteniendo entre 28 y 31 escaños, lo que permitiría un hipotético gobierno en coalición entre el PSC y ERC, ya que ambos podrían obtener la mayoría absoluta del Parlament, situada en 68 escaños.
  • En cuanto al País Vasco, donde todos los principales partidos han renovado a sus candidatos, la media de los sondeos electorales apunta a que el Partido Nacionalista Vasco (PNV) volvería a ser el partido más votado, con un 34,4% de los votos y 27 escaños, mientras que EH Bildu quedaría en segundo lugar, con 26 diputados y un 32,5% de los votos. De este modo, a pesar del crecimiento que experimentaría la formación de izquierda independentista y de que algunas encuestas sí hablan de ‘sorpasso’, no lograría aún superar al PNV. De cumplirse este pronóstico, no habría cambios significativos en el gobierno en la región (coalición del PNV con el partido socialista). Aunque el PNV perdería cuatro escaños de los 31 que obtuvo en 2020 y Bildu crecería en cinco respecto a los 21 de las pasadas elecciones vascas, el Partido Socialista de Eskadi (PSE) volvería a ser clave para alcanzar los 38 escaños que marcan la mayoría absoluta, gracias a los 10 escaños que les otorga las encuestas. 
  • El Partido Popular revalida su mayoría absoluta en Galicia. El PP cosechó el pasado 18 de febrero su quinta mayoría absoluta en la región desde 2009, lo que permitirá al actual presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, gobernar con holgura por otros cuatro años, habiendo conseguido 40 de los 75 escaños en el Parlamento de Galicia. Por su parte, el Bloque Nacionalista Galego (BNG) se mantiene como segunda fuerza, pero aumenta 6 escaños (25 en total) a costa del PSdeG-PSOE, que se hunde hasta los 9 diputados, cinco menos que en los anteriores comicios. Vox y Podemos volvieron a quedarse sin representación en el parlamento gallego, de igual modo que Sumar, que se sitúa como quinta fuerza en la región, por detrás de Vox. 
  • El Gobierno de Pedro Sánchez renuncia a aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2024. El tsunami electoral en Cataluña ha encontrado rápidamente su réplica en el ámbito nacional. Tan sólo unas horas después de que Pere Aragonès anunciara el adelanto electoral en Cataluña, el Gobierno comunicó que renunciaba enviar al Congreso los PGE para 2024, modificando la hoja de ruta prevista. De este modo, el tablero político en Madrid se pone en pausa a la espera de los resultados del PSOE y de los partidos independentistas no sólo en Cataluña, sino también en el País Vasco, todos ellos igual de indispensables para sostener la mayoría en el Congreso que propició la investidura de Pedro Sánchez el pasado mes de noviembre.
  • Una legislatura a nivel nacional que se prevé complicada, inestable y con una baja intensidad legislativa. El Gobierno de coalición del PSOE y Sumar no es inmune a los avatares de la política autonómica. No en vano, su mayoría en el Congreso de los Diputados se sustenta en una pléyade de partidos de ámbito regional (6 en total), indispensables para la aprobación de cualquier proyecto de ley, por lo que el temor a la pérdida de votaciones en la Cámara Baja, como ya ha sucedido, va a producir que el Gobierno de coalición reduzca la actividad legislativa al mínimo indispensable. Especialmente complicada se está haciendo la dependencia con los independentistas de Junts, que podría agravarse en función de los resultados en las próximas elecciones catalanas y el papel que finalmente juegue el PSC en la formación del nuevo Gobierno. Un escenario que puede también producirse en el País Vasco con EH-Bildu y el PNV, ambos partidos en pugna por el poder y donde el PSE tendría la llave de gobierno. 

Radar regulatorio

  • Comparecencias en el Congreso de los Diputados. A lo largo del mes de enero, todos los ministros fueron pasando por el Congreso de los Diputados para explicar las prioridades y los objetivos de sus respectivos Ministerios para la XV Legislatura, que echaba a andar casi en paralelo a 2024. El equipo de Political Intelligence siguió todas las comparecencias para desgranar las claves de sus intervenciones y condensar cuáles son las áreas de trabajo y la agenda política que marca como prioritarias el Gobierno de coalición.

Puedes descargarte el informe completo, aquí