Encuentro Empresarial España-Portugal en la CEOE con la Presencia del Presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo De Sousa.

Encuentro Empresarial España-Portugal en la CEOE con la Presencia del Presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo De Sousa.

El presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, apostó por fomentar la cooperación transfronteriza y las interconexiones energéticas en Europa, durante un encuentro empresarial en CEOE, al que asistieron más de 300 empresarios de ambos países y organizado por la Secretaría de Estado de Comercio; la Embajada de Portugal en España; la Agencia para la inversión y Comercio exterior de Portugal, AICEP; la Confederación Empresarial de Portugal, CIP; la Cámara de Comercio de España y la CEOE. Participaron también en la apertura el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano; el presidente de CEPYME y vicepresidente de CEOE, Antonio Garamendi; su homólogo en la patronal portuguesa-CIP, Antonio Saravia, y la directora general de la Cámara de Comercio de España, Inmaculada Riera. El encuentro fue moderado por el vicepresidente de CEOE y presidente de la Comisión de la UE, José Vicente González, y clausurado por el director general de Comercio Internacional e Inversiones de la Secretaria de Estado de Comercio, José Luis Kàiser.

Palabras de Rebelo de Sousa

Durante su intervención, que resumió en cinco ideas-fuerza, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, explicó que desde los años 80 España y Portugal comenzaron a crear lazos muy fuertes que se han mantenido en el tiempo y anunció que los próximos cinco años serán decisivos para consolidar y renovar lo que ambos países crearon en su momento. Asimismo, mencionó que una asociación nacional debe complementarse con la asociación regional y local, por lo que consideró fundamental potenciar la cooperación transfronteriza.

Rebelo de Sousa hizo también hincapié en la importancia de adaptarse a la era de la digitalización. Recalcó que las empresas ya comienzan a trabajar teniendo en cuenta este proceso, clara muestra de ello son las startups, y deberían hacerlo también los centros académicos. Aseguró que la cooperación empresarial debería ir de la mano de la cooperación científica y tecnológica.

El presidente de la República Portuguesa informó de que los próximos meses serán decisivos para Europa, ya que se deberán tomar decisiones que consoliden y refuercen el proyecto europeo, como alcanzar el Acuerdo Financiero Plurianual o lograr la Unión Bancaria y Monetaria, que son esenciales para el conjunto de los países. En este sentido, abogó también por sacar provecho de las interconexiones energéticas con Francia y de fomentar el diálogo mediterráneo. Señaló, además, que “tenemos que ir más lejos, fuera de Europa, a Iberoamérica y África, alcanzar un mundo más abierto e integrado, que fomente cada vez más la internacionalización de nuestras empresas”.

Relaciones bilaterales

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano destacó la importancia de Portugal para España como su octavo destino de inversión y aseguró que las exportaciones de España a Portugal son mayores que todas las que España realiza en América Latina. Además, el ministro quiso destacar que ambos países han crecido por encima del 3% del PIB en 2017 y reducido su tasa de desempleo, gracias a las reformas acometidas. “Debemos trabajar juntos para la integración de ambos mercados y cooperar en cuestiones de interés común como investigación, desarrollo, tecnología o el acuerdo de Mercosur”, puntualizó.

El Ministro animó a completar la Unión Bancaria y anunció que en junio se presentará un paquete de medidas orientado a este fin, así como a la estabilización de la zona euro. Hizo hincapié en que España y Portugal comparten un profundo sentimiento europeísta, que ayuda a reforzar la idea de una Europa más fuerte e integrada.

Respaldo a Europa

El presiente de CEPYME y vicepresidente de CEOE destacó que España y Portugal, cuyas economías se encuentran en plena fase de expansión, tras haber registrado una dura crisis, vuelven a afrontar con confianza su futuro en la Unión Europea y en el mundo. En este sentido, mostró su pleno respaldo al euro y abogó por una profundización de la Unión Bancaria y Monetaria. Consideró esencial que la UE respalde y potencie políticas de crecimiento y planes de inversión, como el Plan Inversión Juncker, que vertebren mejor el mercado único por medio del desarrollo de infraestructuras de transporte, de energía y de telecomunicaciones transfronterizas.

Garamendi insistió también en que España y Portugal han de situar a “Iberoamérica y África en el centro de atención prioritaria de la acción exterior de la UE” y que en el plan bilateral se intensifique nuestra cooperación empresarial en los mercados africanos e iberoamericanos mediante el desarrollo de acciones conjuntas. De hecho, mencionó que un buen ejemplo de este tipo de iniciativas es el Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), que integran CEOE y CIP junto a las organizaciones empresariales iberoamericanas más representativas, con el fin de formular propuestas y desarrollar iniciativas conjuntas en el ámbito empresarial, en el marco de las cumbres iberoamericanas.

Por su parte, el presidente de la CIP animó a un entendimiento entre España, Portugal y Francia para mejorar las conexiones energéticas y ha abogado por mejorar la competitividad de las empresas de ambos territorios. Además, la presidenta de la Cámara de Comercio explicó que hay más de 2.000 empresas españolas en Portugal, por lo que “las compañías de España quieren seguir contribuyendo al desarrollo de un mercado que presenta importantes oportunidades como es el portugués”.

Durante su intervención, la directora general de la Cámara de España subrayó el altísimo nivel que se ha alcanzado en la integración de los sistemas productivos de España y Portugal, que “ha culminado en un verdadero mercado doméstico compartido”. Para Inmaculada Riera, los intensos flujos de bienes, servicios, capitales y factores productivos en el mercado ibérico, resultado de acertadas decisiones empresariales, dan muestra del dinamismo que una estrecha vinculación económica puede desencadenar.

Clausura

En la clausura intervino el director general de Comercio Internacional e Inversiones de la Secretaría de Estado de Comercio, José Luis Káiser, quien destacó las buenas relaciones que mantienen España y Portugal desde hace años. Incidió, además, en las oportunidades de negocio existentes para las empresas españolas y en las oportunidades de cooperación institucional entre ambos gobiernos en materia energética, de infraestructuras y logística, entre otros ámbitos. En el encuentro empresarial, al que asistieron más de 300 empresarios, se abordaron cuestiones de interés común, como los instrumentos de apoyo a la internacionalización en España y Portugal; la cooperación empresarial bilateral y en terceros países; la cooperación empresarial transfronteriza; el Mercado Ibérico de la Energía; y la Plataforma Logística Ibérica y su conexión con Europa, África e Iberoamérica. El encuentro empresarial estuvo moderado por el vicepresidente de CEOE y presidente de la Comisión de la Unión Europea, José Vicente González, quien también participó en la clausura, junto con José Luis Kàiser.

La Secretaria General de la Cámara de Comercio Hipano Portuguesa, Maribel de Luis, expuso las actividades y compromisos adquiridos por la CHP con las empresas ibéricas en el apartado de Cooperación Empresarial Bilateral y en Terceros Países.

2018-05-10T10:32:09+00:00 martes, 17 abril, 2018|Categories: Eventos de la Cámara, Noticias|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies