La Cámara de Comercio Hispano Portuguesa, en conjunto con la Embajada de Portugal y el Conselho da Diáspora Portuguesa, organizaron una cena homenaje al Excmo. Señor Presidente de la República Portuguesa, Prof. Dr. Marcelo Rebelo de Sousa, con motivo de su visita a esta ciudad, en el Salón Real del Hotel Mandarín Oriental Ritz de Madrid.

 

El Presidente de la Cámara de Comercio Hispano Portuguesa, António Calçada De Sá, quién también preside el Conselho da Diáspora Portuguesa, abrió el evento dando la bienvenida al Sr. Presidente, afirmando que “Su visita es muy especial y hoy día 25 de abril es aún más especial porque es un día muy importante para Portugal”. Agradeció todo el apoyo que el Sr. Presidente le está dando, tanto a la Cámara como a la Diáspora. “Nos está fijando desafíos importantes en términos de ampliar esa red de influencias y buscar con ello que nosotros podamos servir más y mejor a Portugal”.

 

A continuación, el Sr. Embajador de la República Portuguesa, João Mira Gomes, enfatizó que “Son grandes los desafíos que nos unen para desarrollar el interior y luchar contra la despoblación. Portugal y España son ahí pioneros, aprobando una estrategia común de desarrollo transfronterizo”, y recordó que esta amistad se refleja en el nuevo Tratado de Amistad y Cooperación que se ha firmado en la Cumbre de Trujillo el 28 de octubre pasado.

 

Por su parte el Excmo. Sr. Presidente de la República Portuguesa, agradeció el reconocimiento por parte de todas las personas, empresas e instituciones que le han mostrado su confianza, manifestando: “España y Portugal estamos juntos. Juntos en lo social, en la cultura y la economía”, en un motivador discurso.

 

La cena contó con la participación de 170 invitados, todos ellos destacados miembros del sector empresarial, institucional y académico que pudieron disfrutar de un ambiente de celebración y cercanía.

 

Cabe estacar que el 48% de la concurrencia estuvo integrada por empresarios portugueses, lo que refleja que la Cámara trabaja incesantemente para acercar a los principales directivos y cargos de la Península Ibérica, fomentando y defendiendo las relaciones económicas, comerciales, culturales y sociales entre España y Portugal.

 

 

El evento fue posible gracias al patrocinio de las siguientes empresas: BPI, COVIRAN, DELTA CAFES, EDP, HISPASAT, INDRA, LUIS SIMOES y REPSOL.