La exención del representante fiscal en Portugal- RFF Advogados

El apartado 15 del artículo 19 de la Ley General Tributaria establece que no es obligatoria la designación de un representante fiscal para los sujetos pasivos que declaren su residencia en un tercer país y que, estando incursos en una relación jurídico-tributaria, opten por suscribirse a un canal de notificación desmaterializado.

La exención de tener un representante fiscal en Portugal, prevista en el artículo 19 de la Ley General Tributaria, exime a los sujetos pasivos residentes en terceros países de designar un representante fiscal, siempre que opten por la comunicación electrónica para sus obligaciones fiscales.

Anteriormente, esta obligación se aplicaba a todos los no residentes, excepto a los ciudadanos de la Unión Europea (UE) o del Espacio Económico Europeo (EEE). El representante fiscal era responsable de la comunicación con las autoridades fiscales en Portugal y del cumplimiento de las obligaciones accesorias.

Sin embargo, la nueva legislación reconoce los medios electrónicos como una alternativa viable, reduciendo la burocracia. Una Circular posterior aclaró que los contribuyentes no residentes en Portugal, pero con obligaciones fiscales en el país, pueden quedar exentos de tener un representante fiscal adoptando la comunicación electrónica.

Este documento deroga la anterior necesidad de representación fiscal para los no residentes con relaciones jurídico-tributarias en Portugal, excepto en algunos casos específicos, como la propiedad de bienes o la actividad laboral en el país.

Para más información visite RFF Advogados, direito fiscal e empresarial (rfflawyers.com)

Autor: RFF Advogados